La piel es el órgano más extenso y externo de la anatomía humana, sirviendo de barrera protectora frente al medio ambiente. Sus funciones, además, son múltiples: desde ser un regulador de la pérdida de agua hasta ser una importante defensa contra las radiaciones ultravioletas y el daño oxidativo. Por todo esto, el cuidado de la piel, el correcto tratamiento de las patologías cutáneas y la prevención de enfermedades de la piel son clave en el mantenimiento de un cuerpo sano.

Para alcanzar estos objetivos, siempre se ha hecho hincapié, como en el resto de patologías, en el uso de medicamentos y fármacos, siendo relegados los productos cosméticos. Sin embargo, la experiencia de los dermatólogos y los avances en dermocosmética han evidenciado que la cosmética puede y debe tener un papel importante en el tratamiento de las enfermedades de la piel. De esta forma, a modo de manual interactivo, se presenta DERMOPRACTICAP, una plataforma interactiva que busca dotar al médico de Atención Primaria de herramientas de análisis y tratamiento de las patologías cutáneas desde el punto de vista de la cosmética.